Como viene siendo habitual en las últimas semanas hemos detectado una campaña de correos fraudulentos que utilizan la ingeniería social para instalar malware en los ordenadores de los usuarios que sean víctimas del engaño. Similar a otras ocasiones, el pretexto utilizado por los ciberdelincuentes es el supuesto envío de un documento de impago de una multa por parte de la DGT.

Recursos afectados

Podría verse afectado cualquier usuario que use correo electrónico y reciba un correo malicioso como el descrito en este aviso de seguridad.

Solución

Si has recibido un correo de estas características y has hecho click en el enlace, es muy posible que el ordenador se haya infectado con un malware. Es importante analizarlo con un antivirus para comprobar si estás infectado y de ser así, poder desinfectarlo lo antes posible para evitar problemas de seguridad.

Evita ser víctima de este tipo de fraudes siguiendo nuestras recomendaciones:

  • No abras correos de usuarios desconocidos o que no hayas solicitado, elimínalos directamente.
  • No contestes en ningún caso a estos correos.
  • Precaución al seguir enlaces en correos aunque sean de contactos conocidos.
  • Precaución al descargar ficheros adjuntos de correos aunque sean de contactos conocidos.

Por último, no olvides realizar copias de seguridad de forma regular. Debido a los efectos de los últimos virus aparecidos, como por ejemplo el «virus de Correos«, conviene tener alguna copia de seguridad en soportes que no se puedan modificar como DVDR, ya que dichos virus pueden cifrar ficheros en todas las unidades conectadas al sistema infectado (C:\, D:\, etc.) provocando la pérdida de la información almacenada.

Detalles

La ingeniería social es utilizada por los delincuentes para intentar engañarnos de muchas formas diferentes con el objetivo de acceder a información privada, infectar el ordenador con algún tipo de malware, robar datos bancarios, etc.

Los correos detectados tienen el siguiente formato:

En ellos aparecen un link para poder acceder al documento supuestamente remitido por la DGT.

Como se puede comprobar en la imagen adjunta, si miramos quién es el remitente, veremos que es de procedencia dudosa:

Al hacer click en el link, le redirigirá a una página en la cual, el ordenador quedará infectado con el malware lo que puede suponer el robo de información sensible, perjuicio económico, etc.